Partager l'article

NINA NOMURA DA UN NUEVO SIGNIFICADO AL PLÁSTICO

La artista, afincada en Tokio, quema y perfora objetos de plástico en una miríada de diminutos orificios que dejan filtrar la luz, creando nuevas texturas para brillantes obras de arte.

© Nina Nomura

Nina Nomura realiza pequeños milagros visuales con este material, favorecido durante mucho tiempo por la sociedad del siglo XX, antes de revelarse perfectamente nocivo para el medio ambiente. Esta artista japonesa de 29 años, licenciada en diseño espacial por la Escuela de Diseño Kuwasawa, le da nueva vida.

Armada con un soldador y una máscara de suministro de aire, quema todo tipo de electrodomésticos, productos y objetos de plástico de la vida cotidiana, creando múltiples agujeros que dejan filtrar la luz. La perforación revela entonces el origen de este material, donde surgen células luminosas que dan la apariencia de estructuras moleculares.

Su exposición más reciente, ” Life Through Holes” (La vida a través de agujeros), presenta una instalación doméstica, compuesta por un frigorífico, una mesa y cuatro sillas, con utensilios de cocina y envases de productos. El resultado es impresionante, nos sumerge en un escenario imaginario, de cuento de hadas o de hielo. Brillantes avances que, vistos de cerca, parecen cristales de diamante. 

© Nina Nomura

Meticuloso proceso

La obra de Nina Nomura nos anima a cuestionar los orígenes de este material, el modo en que lo utilizamos en nuestra vida cotidiana y su impacto en el planeta.

© Nina Nomura
© Nina Nomura

El plástico se fabrica a partir del petróleo“, explica. “Este combustible fósil se formó a partir de los cadáveres de organismos marinos, como el plancton, las algas y las bacterias. A lo largo de millones de años de intenso calor y presión de la Tierra, estos restos se transformaron en las sustancias ricas en carbono de las que dependemos como materias primas para combustibles y una gran variedad de productos.

Sus diseños, sin embargo, no pretenden frenar o cambiar las catastróficas consecuencias del plástico. Según ella, el material, descompuesto en “partículas minúsculas”, sigue esparciéndose “hasta los confines de nuestro planeta, nuestros propios sistemas digestivos y los de las criaturas que acechan en las profundidades oceánicas“. Su meticuloso proceso busca sobre todo poder identificar su origen para encontrarle un nuevo ciclo de vida más natural.

https://www.ninanomura.com/

Nathalie Dassa

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER