Partager l'article

Mès Lesne. El grito del cuerno

Es con la danza, este lenguaje corporal, que Mès Lesne libera su espíritu. Inspirado por el flamenco y la danza urbana, desarrolla un estilo con una poderosa energía. Una identidad no identificable, que lleva a su clímax en su primera película coreográfica Cor. Reencuentro.

¿Quién eres tú?

Soy bailarín y coreógrafo. A los 10 años, empecé a bailar en clases de hip-hop con el coreógrafo Michel Onomo. Me tomó bajo su ala y me formó junto a otros bailarines extranjeros que venían a dar clases. Cuando tenía 15 años, pude unirme a su compañía de danza. Pude viajar por toda Europa y ganar experiencia, porque yo era muy joven comparado con Michel y sus bailarines.

Empecé a abrirme a diferentes estilos de danza como el flamenco, el contemporáneo y todas las danzas que pudieran inspirarme, emocionarme. Todos estos gestos me permitieron hacer una mezcla para integrarlos en mi danza. Siempre quise tener mi propio estilo, mi propia identidad. Para mí empezó con una gran variedad de influencias y luego para crear un baile “extraño y raro”. Me gusta esta idea de cuestionar los movimientos. ¿Qué está bailando? ¿Qué está haciendo? Tenía muchas ganas de tener mi marca, de que la gente se preguntara: si escondo la cara, ¿serán capaces de reconocerme?

 

¿Puedes hablarnos de tu cortometraje “Cor”?

El proyecto nació hace poco más de nueve meses. Estaba viendo un vídeo de rugby y las imágenes eran una locura. El partido se disputaba bajo la lluvia y, con los movimientos de los jugadores, el terreno de juego se había convertido en un lodazal. Inmediatamente me imaginé captando los movimientos de estos jugadores, centrándome en sus cuerpos, sus rostros, sus expresiones. Así que quise recrear esta situación con los bailarines. Mientras desarrollaba el escenario de la película, surgió la idea de una manada, de una juventud perdida que busca la libertad, como la de los jugadores de rugby.

 

¿Qué simboliza el título “Cor”?

Al principio queríamos llamar al proyecto “Corps”. Pero el término era demasiado amplio y realmente queríamos reunir en el título este aspecto de manada, de cuerpo común. La palabra “cor (cuerno)” se convirtió rápidamente en el nombre del proyecto. Es el instrumento musical utilizado para la caza, para llamar la atención de la jauría. Me ha gustado el doble sentido de este término. 

 

Los personajes están marcados con símbolos azules en sus cuerpos y caras. ¿Qué representan?

Quería que la película tuviera una identidad. Que estos bailarines, estos cuerpos, estos “saltadores descolgados” sean identificables por un símbolo. Así que trabajé con un amigo, Enfant Précoce, que comprendió inmediatamente lo que se necesitaba. Se le ocurrieron estos dibujos, infantiles y fáciles de reproducir, que causan una impresión duradera con su color azul. Adheridos a diferentes partes del cuerpo de los seis bailarines y que representan sus propios “saltos desenganchados”. 

 

¿Con quién visualizaste este proyecto?

Las cosas fluyeron de forma natural y sin problemas. La Belle Facon apoyó inmediatamente el proyecto produciéndolo. Entonces me puse en contacto con dos amigos directores, los SimonaGuns, con los que rápidamente nos pusimos de acuerdo en la localización. Lanzarote. Los paisajes volcánicos, la tierra oscura me hicieron pensar inmediatamente en el partido de rugby. Para la música, conocí al compositor Pablo Bozzi a través de un amigo. En cuanto nos conocimos, empezamos a trabajar en la música. Estábamos en un café de París, con los auriculares puestos. Le di el tempo y él encontró el sonido. La idea era realmente recrear la respiración, el grito de los bailarines y dar ritmo al movimiento de los cuerpos. 

Para el vestuario, quería resaltar el cuerpo. Así que necesitaba algo crudo y sencillo, como los jeans, que son piezas de lo más interesante, y así  colaboramos con la marca ACNE que fue un verdadero apoyo. 

 

Aquí descubrimos tu salto característico, el “salto desenganchado”.
¿Cómo se produjo este movimiento?

Este salto nació en un salón de baile. Me gustan los movimientos aéreos y eso es lo que desarrollo en mi danza. Quería crear un salto y visualizarlo a cámara lenta. Quería que el cuerpo estuviera “desenganchado”, ya fuera la cabeza, los brazos, el pecho o las piernas, quería gestos rotos, como el pictograma de los peatones en los semáforos. Un amigo me filmó en cámara lenta saltando y a partir de ahí empecé a desarrollar este movimiento. 

 

¿Es Cor el comienzo de nuevas películas coreográficas?

Sí, me gustaría hacer otros, más largos, más avanzados. Veo la película como una forma de acompañar mi danza y mezclar las artes y todas sus formas. Ya estamos trabajando en una película más íntima que se centra en mi danza. Estaré presente como bailarín en un dúo con otra persona que trabaja en una disciplina artística diferente.

 

El cortometraje puede verse en:  www.nowness.com

Louise Conesa

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER

THE VINTAGE FURNITURE
VENTE DE MOBILIER VINTAGE
Grande sélection de meubles, luminaires et décoration vintage. Grands designers scandinaves www.thevintagefurniture.com