Partager l'article

IAN HOWORTH, UN OBSERVADOR IMPLICADO

Dar a la vida cotidiana de la pequeña Inglaterra y de las clases medias la suave poesía de una canción de amor o de un drama melancólico es lo que ofrece la obra de Ian Howorth, fotógrafo documental que vive en Brighton y cuya madre es de ascendencia peruana y que ha construido su obra sobre esta perspectiva transcultural. Sus libros, Desde Arcadia, publicado en 2019, hasta A Country Kind of Silence, en 2023, llevan la melancolía solitaria y silenciosa de un observador implicado.

El artista presenta su propia obra como si abordara temas de identidad y cultura. A primera vista, sin embargo, es una sensación de intimidad la que surge ante ella, la intimidad del reconocimiento, de un lugar que tan fácilmente podría considerarse propio: los detalles de un asiento de coche, un periódico en los bancos de una lavandería, un rincón de una bañera de colores vibrantes… Sin embargo, todo parece estar ligeramente en segundo plano, y es que el objetivo de la cámara se posiciona como un observador silencioso, obligándonos a adoptar el mismo papel. La luz y el color se utilizan inteligentemente para ayudar al discurso de las imágenes. En Arcadia, el azul de un pasillo exterior o el llamativo neón de un mostrador de bingo ofrecen la esperanza de  otro lugar, mientras que la silueta rosa de un velo en la playa acentúa la presencia solitaria de un residente. En A Country Kind of Silence, las devastadas cabinas telefónicas se transforman en un bosque resplandeciente. Así, estas imágenes parecen contarnos historias íntimas y personales.

Esta ambigüedad entre reconocimiento y repliegue es sin duda la expresión de la búsqueda de identidad del fotógrafo. Es una forma de apropiarse de lugares a través de las imágenes, de descubrir resonancias personales y de enfrentarse a su propio imaginario, todo ello respaldado por títulos evocadores.

ihoworth.com

instagram.com/ihoworth

Ana Bordenave

Inglaterra – Brighton