Partager l'article

Oda al patrimonio arquitectónico de Arizona

Los fundadores de The Ranch Mine, con sede en Phoenix, están creando experiencias de vida sostenibles, vibrantes y originales en Arizona que siguen resonando con el espíritu pionero de su estado natal.

“Honrar el pasado, desafiar las normas e inspirar el futuro”. Este es el lema que Cavin y Claire Costello llevan promoviendo desde la creación de su estudio de arquitectura en 2010. 

¿Qué hace único al dúo de The Ranch Mine? Haber explorado la historia, las raíces y el patrimonio arquitectónico de su Arizona en un viaje de siete meses, atravesando paisajes desérticos, montañas rocosas, reservas indias, ranchos típicos, producción agrícola, antiguas actividades mineras… y con lo que se quedaron fue con el eterno “espíritu pionero” del Oeste americano. “Sigue muy vivo hoy en día en muchos de nosotros, pioneros modernos”, explica el dúo, “y nos sirve de inspiración para seguir viajando hacia lo desconocido para crear experiencias vitales originales y diversas”. Sus proyectos reflejan esta visión perdurable, como los diseños O-asis y White Dates. 

Por amor al desierto

O-asis, es una casa inteligente, alimentada por energía solar que está enclavada en la ladera norte de la reserva montañosa de la ciudad de Phoenix, en el corazón de un barrio indígena aislado de la vida urbana. Los fundadores la diseñaron para aprovechar la belleza intemporal del desierto, con su sol, su fauna y su flora, la casa está rodeada de plantas autóctonas del árido paisaje de Sonora. La topografía se ha refinado y exagerado, uniendo las zonas de drenaje natural y la casa, sin dejar de ofrecer cierto grado de privacidad. Además, la casa está protegida por una valla “en forma de serpiente de cascabel hecha de acero oxidado y acabada en estuco blanco con nichos de madera empotrados”.

En el corazón de la casa, un patio central invita a la luz natural y al aire fresco, adornado con plantas y funcionando como una galería de arte. En la sala de estar, el acristalamiento retráctil canaliza la brisa fresca, al tiempo que difumina los límites entre el interior y el exterior. El gran salón es de nogal, sostenido por fieltro acústico, lo que permite al propietario, pianista melómano, disfrutar de un sonido de calidad. Cerca, una sala de yoga con suelo de corcho se extiende hacia el desierto… y en cuanto a la suite principal, se limita al tamaño de la cama del dormitorio con el fin de aprovechar mejor el espacio para el cuarto de baño inspirado en un spa. Aunque toda la suite se puede controlar de forma inalámbrica (luces, altavoces, persianas, cerraduras, cámaras), la piscina completa la belleza de este apacible oasis de Arizona.

Modernidad  mid-century 

White Gates, es una renovación de la emblemática villa de Phoenix diseñada por Al Beadle en 1954 y que permaneció vacía durante muchos años. Así, los arquitectos tuvieron como reto el honrar este patrimonio y añadir un nuevo capítulo. La casa se llama White Dates, por una obra de teatro sobre este icono arquitectónico y sus puertas blancas. Aquí, el dúo se inspiró en el estilo moderno de mediados de siglo con la palmera datilera, plantada en medio de la marquesina triangular, que es una referencia a la entrada del legendario ayuntamiento de Albert Frey en Palm Springs. 

El diseño interior vino determinado por las vistas de la legendaria Camelback Mountain; el gran vestíbulo, con sus puertas acristaladas, se abre a diferentes patios para crear una experiencia armoniosa entre el interior y el exterior. El de la parte delantera de la casa es el más acorde con la modernidad de mediados de siglo, con sus bloques de hormigón que enmascaran el camino y estrechan la vista de la montaña. En cuanto a la decoración interior, los arquitectos han utilizado el motivo de la hoja de palmera datilera, manteniendo la sobriedad de la paleta (suelos de hormigón, yeso en el baño, nogal y roble blanco para el mobiliario) para crear una verdadera simbiosis con el entorno ancestral del desierto.

Nathalie Dassa

theranchmine.com

Estados Unidos – Arizona