Partager l'article

YANN BAGOT, LA ALQUIMIA DE LA NATURALEZA

© YANN BAGOT

“Buscando dar sustancia a la organicidad de la tinta, probada por el agua y la sal sobre el papel, he dibujado un aliento, inmerso en un flujo de aire, luz y materia. Uno a uno con los pulmones del mundo, a los que nuestras existencias están conectadas”.   Yann Bagot entabla un verdadero combate cuerpo a cuerpo con el paisaje, dibujando in situ, con tinta, agua y sal, el caos de las rocas o el musgo y los troncos de los bosques. Al igual que la “vidriera viva” que ve en “la irrupción de la luz a través del follaje”, su obra es un flujo de materia, sombra y luz.

© YANN BAGOT

En parte fruto de la casualidad -debido al uso del agua y la sal-, sus rocas y cortezas “picadas” parecen respirar y palpitar en sus concreciones. Flujos congelados -y sin embargo aparentemente en movimiento- de negros y grises salpicados de blancura salina, como si estuvieran cristalizados, los flujos, como la mancha, oscilando constantemente entre la forma y lo informe, se convierten en metáforas de la vida, y dibujan, in vivo, los movimientos y las metamorfosis orgánicas. Las cristalizaciones antediluvianas, sus rocas monumentales, en sus capas plateadas y pulverulentas, aparecen también como una metáfora del tiempo. De la planta al mineral, en comunión con la savia que rezuma y crepita bajo los musgos y las cortezas, el rocío del mar y el aliento del viento que acaricia las piedras inmóviles, Yann Bagot intenta “intensificar los poderes de la materia”. Esta es sin duda una búsqueda casi alquímica, fascinante y magnífica.  

© YANN BAGOT

L’Heure intime du monde
Exposición individual en la Galería Robet Dantec de Belfort hasta el 17 de diciembre de 2022 

 www.galerierobertdantec.com

Y también, en el Atelier Tristan Vyskoc, en París para una exposición colectiva hasta el 13 de enero de 2023

www.yannbagot.com

Stéphanie Dulout