Partager l'article

ARQUITECTURA : LIRIOS SOBRE PILOTES

Una pendiente pronunciada, poblada por grandes árboles de hoja perenne, follaje, arbustos, pájaros y animales salvajes. Es en este singular lugar, típico de la región de Nova Lima, en Minas Gerais, en el sureste de Brasil, donde se ha instalado la Casa Açucena (lirio o azucena en portugués). Creada por Tetro Arquitetura, la Casa Açucena se ha adaptado a este terreno atípico. 

“Era obvio mantener las características naturales del lugar”, explican los arquitectos. “Mirar hacia arriba, desde el suelo hasta las copas de los árboles, que están hasta quince metros por encima del nivel del suelo, fue decisivo para crear el concepto”. Pero, ¿cómo se construye en una topografía tan escarpada, sin tocar la naturaleza, y al mismo tiempo se ofrece a sus residentes la experiencia diaria de mirar hacia arriba y ver el cielo a través de las copas de los árboles? La respuesta de los arquitectos es una mezcla de técnica y poesía, ya que la villa reposa sobre zancos, y parece flotar. Vestida de un blanco brillante, está encerrada en un mirador, lo que da a sus visitantes la sensación de vivir en el nivel superior del árbol. Al elevarse por encima del suelo, permite que la vida animal y vegetal prospere debajo.  Tetro Arquitetura eligió construir en los espacios vacíos entre los árboles. De esta forma no se ha cortado ninguno de ellos, la topografía no se modificó y la arquitectura y la naturaleza conviven en perfecta armonía. 

https://www.tetro.com.br/

Lisa Agostini

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER