Partager l'article

REALISMO FOTOGRÁFICO

A LA VISTA

Desde los trucos antiguos hasta las pinturas trampa de Daniel Spoerri, los artistas nunca han dejado de intentar dar la ilusión de lo real o de reproducir trozos de la realidad con todo lujo de detalles. Después de todos los realismos -antiguo y neo-antiguo, naturalista, verista, entre otros…- hubo, a lo largo del siglo XX (el siglo de la abstracción…), una Nueva Objetividad (en los años 20), un Nuevo Realismo (en los años 50), la Nueva Figuración, o Figuración narrativa (en los años 60-70)… Así, tras la gran tabula rasa del minimalismo y el arte conceptual, parece que en los últimos años estamos asistiendo al nacimiento de un “Nuevo Nuevo Realismo”, concomitante con el renacimiento de la pintura y el dibujo. En las ferias y galerías, ya no hay artistas que pinten o dibujen a partir de fotografías, ni siquiera de proyecciones fotográficas (sobre lienzo), ni siquiera de impresiones fotográficas. Actualmente, los más virtuosos -¿los “verdaderos” artistas? – que pintan todavía a partir de modelos (ya sea un árbol, un desnudo, un paisaje o una naturaleza muerta),  se están volviendo raros, y no es fácil distinguirlos de los “neocopistas”… Claro, no se nos ocurriría culparlos cuando sabemos que el propio Vermeer, y muchos otros grandes maestros, utilizaron dispositivos ópticos similares, como la cámara oscura, para “plasmar” la realidad…

 

Muchos de estos “nuevos cuadros” seducen y surten efecto (el ojo se siente atraído por su similitud con la banalidad de nuestra vida cotidiana, a menudo confundida con la modernidad, nos encantan por su verdad, su sencillez y su aparente instantaneidad…), pero ¿cuántos de ellos van más allá de la simple reproducción y se elevan al nivel de una obra de arte, es decir, de composición? Aunque utilizaban la imagen proyectada por la cámara oscura, los antiguos maestros hacían una selección, reencuadraban y desenfocaban el fondo para romper la fijeza de la imagen y producir, mediante la profusión y minuciosidad de los detalles desplegados en el plano, un efecto de primer plano…

Lejos de limitarse a reproducir una imagen fotográfica o un fragmento de la realidad, Tim Eitel (nacido en 1971 en Alemania) realiza efectivamente este trabajo de recomposición, utilizando la doble facultad de realismo y abstracción de la pintura para “crear analogías con la realidad, construyendo mundos paralelos ficticios” a partir de encuentros y situaciones vividas, espacios vistos o recorridos y objetos fotografiados. Lejos de toda narración, la fijeza de los personajes congelados en sus poses, la sospechosa suavidad de la luz y los colores que aniquilan el espacio y la temporalidad, y algunas otras anomalías, dicen mucho de la interioridad de estas figuras melancólicas.

Léopold Rabus (nacido en 1977 en Suiza) también quiere sumergirnos en una temporalidad y espacios ficticios en sus cuadros llenos de animales, plantas, objetos y detalles a menudo triviales y repulsivos (babosas, residuos orgánicos…) pintados con la precisión de un entomólogo. Adscrito al hiperrealismo ramplón del Under Realism -un movimiento figurativo nacido en 2012 a favor de un rechazo de lo omniconceptual, abogando por la búsqueda del “impacto visual”- Rabus, bajo un acabado pulido, cincela la línea para provocar emociones fuertes, aunque sea ultrajando el realismo hasta el esperpento, mientras se complace maliciosamente en confundir ambos… 

Es también a través de una antinomia -entre el realismo casi fotográfico del dibujo y la teatralidad del encuadre- que Guillaume Bresson (licenciado en Bellas Artes de París en 2007), aleja la realidad en sus cuadros, que parecen escenas huis-clos (a puerta cerrada) de la violencia urbana y social contemporánea. En sus retratos de amigos, François Bard desbarata el hiperrealismo haciendo aparecer goteos de pintura y otras salpicaduras en la superficie del lienzo, traicionando el arte del simulacro…

Rejillas, hierba, cortezas, trozos de cielo, de mar o de suelo pedregoso… Es a través de estos encuadres ajustados, a menudo acentuados por la monumentalidad del formato, que Youcef Korichi (nacido en 1974 en Argelia), con sus virtuosos espejismos, opera este distanciamiento de la realidad, entre la imagen y su doble, pues son prodigiosos simulacros resultantes de un largo y meticuloso trabajo, estos cuadros pintados de aspecto fotorrealista atrapan nuestra mirada, nos atrapan, antes de suscitar la sospecha y nos hacen vacilar en el vértigo de los espacios infinitos y la desproporción. 

Además, Dhewadi Hadjab (nacido en 1992 en Argelia y recién licenciado en Bellas Artes en París) lleva esta distorsión de la realidad aún más lejos al romper el hiperrealismo de sus capturas fotográficas con la intrusión de la extrañeza y la proliferación de la decoración. Sus escenas de interior, sus alfombras y grandes secciones de papel pintado desgarrado constituyen verdaderos “trozos de pintura”, mientras que la incongruencia de la puesta en escena de los cuerpos volcados, desplomados, doblados, arqueados -entre otras posturas antinaturales- recuerdan más a la coreografía convulsa de las danzas urbanas que a las poses de salón… Utilizando el medio fotográfico para “robar” un marco narrativo y unas cuantas instantáneas de la realidad. De esta forma,  Hadjab nos lleva a los márgenes de la realidad, y saca a relucir una realidad ficticia. 

Así y de acuerdo con el “realismo mágico” (definido en 1925 por el crítico de arte alemán Franz Roh como la irrupción de lo irracional en ambientes realistas) parece haber nacido un nuevo realismo, que podríamos llamar “realismo disruptivo”…

Tim Eitel es representado por Jousse Entreprise en Paris, Eigen+Art en Berlin & la galería Leipzig et la Pace (Londres)  – www.jousseentreprise.com

Léopold Rabus & Youcef Korichi, por la galería Suzanne Tarasiève –www.suzannetarasiève.com

Guillaume Bresson, por la galería Obadia – www.galerieobadia.com

Dhewadi Hadjab, por la galería Kamel Mennour – www.kamelmennour.com

François Bard et Anaïs Prouzet, por la galería Olivier Waltman – www.galerieolivierwaltman

Nina Mae Fowler por la galería Suzanne Tarasiève en Paris & la galería Cob en Londres – www.cobgallery

Exposición Contre temps – Anaïs Prouzet en duo con Yann Bagot, estará disponible hasta el  9 de  julio en la Galería Olivier Waltman 74, rue Mazarine, Paris VI

Solo Show Guillaume Bresson presentado por la Galería Obadia en L’Armory Show del 9 al 11 de septiembre en New York

Solo Show Arnaud Adami en el Espace Richaud de Versailles – 78, bd de la Reine, 78000 Versailles – del 30 de septiembre al 20 de noviembre. 

www.versailles.fr/culture/etablissements/espace-richaud/

Stéphanie Dulout

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER

THE VINTAGE FURNITURE
VENTE DE MOBILIER VINTAGE
Grande sélection de meubles, luminaires et décoration vintage. Grands designers scandinaves www.thevintagefurniture.com