Partager l'article

VIAJE  A NANTES

Cada verano, desde hace diez años, la antigua ciudad de los duques de Bretaña se entrega a los artistas encargados de reinterpretar su patrimonio, aunque sea disfrazándolo. Para esta nueva edición del Voyage à Nantes, Hélène Delprat despliega su pequeño teatro de sombras con la aparición de una danza macabra en la plaza de la iglesia, invadida por siluetas negras que evocan alguna fábula medieval, mientras que Pascal Convert se apodera del cementerio de Miséricorde con una manada de ciervos tallados en lápidas de cristal (con la ayuda de un maestro vidriero) en un memento mori muy poético y onírico.

Transformando el espacio público en un espacio pictórico, Krijn de Koning, por su parte, ha dado un nuevo color a un antiguo garaje de Peugeot de principios de los años cincuenta, un garaje circular de hormigón con uno de los primeros aparcamientos en espiral con rampas continuas… Perfecto para una escapada… 

Del 2 de julio al 2 de octubre

Stéphanie Dulout

www.levoyageanantes.fr

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER