Partager l'article

Lee Ufan : Exposición Requiem 

Durante cincuenta años, las obras minimalistas del artista coreano han jugado con lo lleno y lo vacío, poniendo en resonancia el espacio y los materiales para “habitar el tiempo” y hacer resonar el silencio.

Después de los jardines de Versalles en 2014, he aquí la fascinante necrópolis de los Alyscamps en Arles tomada por el maestro que, a sus 85 años, ha elegido tocar allí un Réquiem. Junto a los sarcófagos alineados a la entrada de esta ciudad de los muertos, la elegante austeridad de su Relatum adquiere así un aspecto fúnebre. Consistentes en la asociación de elementos distintos y a menudo disonantes -el encuentro de una piedra y su reflejo en un espejo colocado en un cuadrado blanco en un jardín o, aquí, de dos piedras y una larga placa metálica desenrollada como una alfombra resplandeciente a lo largo de los sepulcros- estos Relatos no son, para su creador, obras acabadas en sí mismas, sino soportes y es que para Lee Ufan, la escultura, lejos de ser un artefacto es el medio de relacionar al individuo con su entorno, el cuerpo con un espacio determinado, el mundo interior con el exterior… Para este gran maestro del vacío, cofundador del movimiento Mono-ha (la escuela de las cosas) en Tokio en 1969, que preconiza el borrado del artista, la mínima intervención en el uso de las materias primas, consiste en crear un espacio poético destinado a suscitar una “emoción estética” mediante el juego de las oposiciones, un “arte de la resonancia” “capaz de revelar el silencio y el vacío” de los espacios desocupados.

“Vincular la obra al espacio es abrirlo, entrar en relación con el infinito”, nos dijo el artista durante una visita a su estudio parisino 1 y agrega: “Para mí, la escultura es una relación con el espacio. […]Busco abrir un diálogo con la naturaleza, crear un encuentro entre los elementos y el espectador”. Entonces, la escultura consiste en habitar el espacio, y más aún, en la interpenetración del espacio y la materia, dejando que el vacío habite la obra, para que nosotros la habitemos… Siguiendo el ejemplo de Fontana – “quien, al rasgar el lienzo, introdujo la noción de infinito en la pintura “1 -, Lee Ufan hace así del vacío el lugar de todas las posibilidades, un espacio en tensión nacido de “desplazamientos y correspondencias entre materiales y lugares”- ofrecido a nuestra imaginación estimulada “por esta ambivalencia entre aparición y desaparición, entre presencia y ausencia”.

Exposición Requiem 

En la necrópolis de los  Alyscamps de  Arles 

Disponible hasta finales de  septiembre de 2022

Catálogo bajo la dirección de Alfred Pacquement, responsable de la exposición, publicado por Ediciones Actes Sud (25€)

Además: Exposición Lee Ufan Arles

En el Hôtel Vernon de  Arles 

Exposición que iniciará con la primavera

Stéphanie Dulout

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER