Partager l'article

DHEWADI HADJAB : Vaciller

Papeles pintados, suelos de parqué encerados, sofás… Pintados con increíble meticulosidad en tonos brillantes y aterciopelados, los elementos que componen los interiores de Dhewadi Hadjab, el nuevo protegido de la Galería Kamel Mennour, tienen algo de falso, como los decorados de los vodeviles que esconden algún drama subyacente en su sofocante comodidad.

Sin embargo, en las pinturas bien ejecutadas de Dhewadi Hadjab no hay ocultación ni engaño: todo se dice, o al menos se sugiere. Las grietas, las fisuras, los desórdenes… están en el corazón del extraño huis clos del artista, donde todo se tambalea: los papeles pintados se desgarran, los limones se pudren en el suelo, los sofás se vuelcan, así como los cuerpos que se retuercen o se derrumban…

Es esta línea de falla, este punto de ruptura lo que interesa al artista, que busca en la belleza convulsiva, en la sacudida del cuerpo constreñido por la incomodidad, un momento de verdad. Magníficamente coreografiados en sus grandes lienzos, estos momentos de abandono combinan gravedad y gracia.

Nacido en 1992 en M’Sila (Argelia), Dhewadi Hadja vive y trabaja en París, donde acaba de graduarse en la École nationale supérieure d’art de Bourges en 2019, tras un curso de cinco años en la École supérieure des beaux-arts d’Alger.

www.kamelmennour.com

Stéphanie Dulout

ABONNEZ VOUS À LA NEWSLETTER